jueves, 3 de febrero de 2022

Lecturas: La máscara de las mil lágrimas, de David Chauvel y Roberto Ali

 

Adentrarse en el Japón feudal en el ámbito de la BD europea, y fuera de los habituales mangas que tanto pueblan nuestras librerías especializadas, no es algo muy común en los tiempos que corren. Si bien es cierto que hay algunos títulos publicados relacionados con este tema, recientemente se ha editado La máscara de las mil lágrimas, gracias a Ponent Mon/Catarata. Un título que mezcla la tradición japonesa con la magia y lo sobrenatural. Los artífices de dicho integral (reúne los dos tomos que componen la historia), son David Chauvel a los guiones, y Roberto Ali como dibujante de la historia. Juntos narrarán una historia centrada en conflictos territoriales y una leyenda representada en una máscara que puede conducirte a los infiernos. 


Una historia, la de La máscara de las mil lágrimas que comienza tras una sangrienta batalla, entre los clanes de Zuni y Gaiu. Algunos de los soldados (muchos de ellos anteriormente campesinos) supervivientes de los Zuni, intentan regresar a su hogar, mientras uno de los lanceros enemigos, les pisa los talones. La mala suerte se cebará con Kobuto, cayendo muerto al suelo tras ser atravesado por una lanza. Poco después ante la sorpresa de los compañeros de Kobuto, aparece la prometida del muchacho caído, Sadakio, vislumbrado el cuerpo inerte de su amado. Ante esa desgracia, ofrece su virtud, a cualquiera que le ayude a llevar el cuerpo de Kobuto hasta su aldea. Conmovido por lo sucedido, las lágrimas de la joven y su belleza, Masamura decide ayudarla y acompañarla en ese viaje iniciático, en el que el futuro aún no está escrito. 


La intención real de Sadakio, es buscar La máscara de las mil lágrimas, cuyo poder (se le supone), es el de viajar hasta el mundo de los muertos y regresar con la persona amada al mundo de los vivos. Algo que piensa cumplir firmemente, para lo que tendrá que marchar hasta el castillo de Takedo, donde está la máscara. No será nada fácil acceder a su interior, incluso llegará a poner en peligro la propia vida de Masamura (sin importarle mucho a este, pues se siente atraído por la joven), para favorecerla a entrar como criada del señor del castillo y conseguir su propósito. Lo que está a punto de suceder con la máscara y la propia Sadakio, no tendrá parangón alguno. 


Estamos ante un buen guion, original, si bien es cierto que en el primer álbum David Chauvel no remata las posibilidades de los personajes principales, en el segundo, la acción y los acontecimientos cogen más velocidad, de una forma sobresaliente, con algunos momentos impactantes. Y respecto a la parte gráfica, a medida que Roberto Ali avanza en las páginas, va cogiendo más confianza en su dibujo, con un detallismo asombroso en las dobles páginas que aparecen hacia el final de la historia. Sin duda un dibujante que puede mejorar más aún su arte.  

Estamos ante una historia llena de mitos, de un amor trágico, que puede interesar al posible lector que quiera adentrarse en las leyendas japonesas. La máscara de las mil lágrimas es un tebeo que cumple con su propósito, que no es otro que el de entretener y disfrutar de una lectura satisfactoria, con un final impactante, tanto en la parte emocional, como en la gráfica. 

La máscara de las mil lágrimas
Guion de David Chauvel
Dibujo de Roberto Ali  
Color de Walter   
Cartoné, 144 páginas, 21,6 x 28,6 cm
Traducción de Fabián Rodríguez Piastri
PVP 30€   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: El castillo de los animales 1, de Xavier Dorison y Félix Delep

  Todos conocemos el clásico de George Orwell , Rebelión   en la granja (Animal Farm), muchos de nosotros leímos dicha novela durante nues...