miércoles, 26 de mayo de 2021

Longarón en Nueva York

  

Coker y Longarón

El miércoles 1 de octubre de 1969, Jordi Longarón se encontraba en la ciudad de Nueva York, en compañía de su agente en Bardon Art, Barry Coker, ambos cumpliendo sendos sueños: Longarón en ser el primer español en firmar un contrato para la realización de una tira de prensa; y Coker, en obtener un cierto prestigio para la agencia (creada junto con Jordi Macabich), y conseguir trabajo para uno de sus representados en un importante encargo para el Chicago Tribune-New York Daily News Syndicate. Un Syndicate, que entre otros había publicado obras como Terry y los piratas, de Milton Caniff, Mary Parkins “On Stage”, de Leonar Starr, Dick Tracy, de Chester Gould o Tales of the Green Berets, de Robin Moore y Joe Kubert, por citar algunos ejemplos. 

El recorrido no había sido fácil hasta ese momento, y tuvieron que transcurrir muchos meses desde que Longarón se embarcara en el proyecto de Friday Foster, hasta que por fin fuera publicado el 18 de enero de 1970. Una tira en el que permanecería cuatro años de su vida, junto al prolífico guionista Jim Lawrence.

 
Jim Lawrence

Durante la realización de la tira de prensa, surgió una gran amistad entre el guionista y el dibujante. Ambos se conjuntaban a la perfección a pesar de la distancia entre Barcelona y Summit (Nueva Jersey), sus ciudades de residencia.  

En Nueva York les esperaba en el aeropuerto de LaGuardia, Jim Lawrence y el director del Syndicate, Arthur Laro, el cual les condujo hasta su hotel. Tras la firma el contrato en el rascacielos del Daily News Building (el famoso edificio que hizo de Daily Planet en Superman, con Christopher Reeve), en la 220 East 42nd Street, Lawrence, Coker y Longarón estuvieron recorriendo la ciudad en taxi durante varios días. Su proposito no era otro que conocer el barrio de Harlem: sus calles, edificios y la población afroamericana, con el fin de documentarse sobre el escenario en el que la protagonista de la serie debería desenvolverse. 

Hace más de cincuenta años para un profesional de la historieta, su fuente de documentación partía de revistas, periódicos, libros y de referencias fotográficas de toda índole; todo lo que podía conseguir y estaba a su alcance. Todo ello para dar la mayor verisimilitud posible a la historieta y facilitar el proceso de creación. En el caso de Longarón y Friday Foster, no iba a ser menos, y en este viaje a Nueva York, el autor tomó alrededor de cuarenta fotos para su propia documentación y archivo fotográfico. Un hecho que se vería implementado en las sucesivas misivas recibidas, tras su viaje a Nueva York, gracias a Jim Lawrence. El cual le mandaba todo tipo de recortes y fotos, e indicaciones, para facilitar la labor del dibujante a la hora de plasmar los guiones.  

Durante su visita a Nueva York, Longarón también tendría tiempo para visitar una de las cadenas de librerías más importantes de Estados Unidos, Doubleday (fundada en 1910 en NY). Así lo atestiguan varias de las fotos que se tomaron en ese viaje, en el que Longarón sujetaba una abultada bolsa de papel, en aquel día lluvioso de otoño en la Gran Manzana. Una bolsa donde seguramente compró diferente material sobre Nueva York, con la que poder documentarse para Friday Foster. Librerías que fueron durante décadas, un punto de encuentro entre escritores, editores y agentes literarios. Toda una referencia para aquellos que querían estar al día de las nuevas tendencias literarias, y que servían de barómetro de lo que se vendía en aquellos años para las propias editoriales.

 
 
Este es su posible paseo por la ciudad y las librerías que estaban abiertas entonces en la Quinta Avenida, todas ellas muy cerca unas de otras.

-Primera librería,  Doubleday Book Shop, en la 655 Fith Avenue. La tienda abrió sus puertas circa 1960.

-Segunda librería, Doubleday Book Shop, en la 673 Fith Avenue. La tienda abrió sus puertas en el año 1968 (Longarón puede que fuera a esta principalmente en 1969, era la más nueva, con mayor volúmenes de libros y de dos plantas).

 

 
-Tercera librería, Doubleday Book Shop, en la 724 Fith Avenue. La tienda abrió sus puertas en el año 1961. La más alejada respecto a las dos primeras.    
 
 
 
La cadena de librerías fue adquirida por el grupo alemán Bertelsmann en 1986, como parte de su compra de Doubleday & Company, y de la cadena de librerías B. Dalton. Posteriormente fueron vendidas a Barnes & Noble las 39 tiendas (de las 50 que llegó a tener abiertas en todo el país en su esplendor) que aún permanecían abiertas en 1990; hasta su cierre total a finales de los noventa. Este negocio y sus locales (con un alquiler demasiado elevado), fueron sustituidos por tiendas de ropa de marca de lujo, como Prada o Salvatore Ferragamo. Barnes & Noble entendía el negocio de los libros de otra forma y auspició la apertura de un gran número súper tiendas con cafetería (como la que permanece en el 555 Fith Avenue, de Nueva York), en detrimento de las clásicas librerías de toda la vida. El resto como suele decirse, es historia. 


Localizaciones actuales: 

Librería 1, 655 Fith Avenue. 


 Librería 2, 673 Fith Avenue. 

Librería 3, 724 Fith Avenue.

 

 

Distancia entre la primera y segunda libreria de la Quinta Avenida.

Plano con la distancia entre la sede del Chicago Tribune-New York Daily News Syndicate, en el 220 East 42nd Street (muy cerca del East River), hasta la primera librería Doubleday situada en el 655 Fith Avenue. Distancia empleada de 1 milla (1.852 metros), marcada en color azul; tiempo empleado aproximado en coche de 5 minutos. Este el posible recorrido de Longarón y Coker, en busca de documentación sobre Nueva York para Friday Foster.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: Röd i Snön, de Linhart

  Tengo que reconocer que desconocía hasta la fecha de hoy, la obra del ilustrador y dibujante Francisco Torres Linhart . Un autor que no t...