viernes, 26 de agosto de 2022

Lecturas: El cabronazo. Flipando en colores, de Rick Remender

Cada vez es más habitual ver a ciertos guionistas del cómic norteamericano trabajar en obras fuera del mainstrean de los superhéroes de Marvel y DC. Entre los que más han destacado en los últimos tiempos citaría a un escritor todoterreno como Rick Remender. No solo ha llevado a buen puerto a títulos como Capitán América, Imposibles X-Force o Imposibles Vengadores, (previo paso por títulos independientes como Fear Agent o Night Mary) sino que nos ha brindado nuevas historias, abarcando todo tipo de géneros en títulos independientes como Ciencia Oscura, Clase Letal, Low, Siete para la eternidad o Tokio Ghost. Su nueva obra, El cabronazo (The Scumbag) en la que se muestra su lado más irreverente, está protagonizado en la figura de Ernie Ray Clementine. Un motorista adicto a las drogas, que ni siquiera sabe cómo sobrevive al cabo del día, con todo lo que se mete al cuerpo. El tomo está publicado por Panini Cómics dentro de su línea de cómics para adultos, y recoge 5 comics del primer arco. 


La historia de El cabronazo comienza cuando Ray en el garito de moda, le pide a su “dealer”, Spanish Larry su dosis. El que se supone que es su mejor amigo, le niega el suministro en primera instancia, hasta que accede a pasarle algo. Ray en plena diarrea callejera (ante el asombro de los viandantes), intenta tomar su dosis, la cual sale calle abajo ante el descontrol físico y mental de nuestro protagonista. Su mala suerte hará que se tope con dos agentes, y un suero (el cual está contenido en una especie de jeringuilla) potencialmente peligroso, cayendo al suelo accidentalmente, bajo la atenta mirada de Ray. Inyectándoselo con total inconsciencia, sin saber lo que puede llegar a producirle emocionalmente y psicológicamente. Desde ese momento Ray comienza a alucinar con la llamada “Fórmula Máxima”, y su nanotecnología, viendo a continuación un holograma de una agente; que le confunde con el elegido para evitar un inminente ataque a Nueva York con una bomba, gracias a una organización llamada Scorpionus. Tras acceder a todas las peticiones de Ray, ficha como súper espía, sumándose a la lucha otra agente, Mary, una súper espía internacional, en una misión realmente explosiva, llena de acción y patadas a raudales.  


Remender no ha escatimado en esta serie, todo tipo de lenguaje soez, y un humor negro lleno de talento, que podemos ver en la figura de Ray. No solo se limita a provocar al lector con esto, sino que lo hace de forma desenfadada para cerciorarse de producir un buen tebeo. Algo que lo consigue con un gran elenco de autores como Lewis LaRosa, Andrew Robinson, Eric Powel, Roland Boschi y Wes Craig. Cada uno de ellos interpreta el guion con su particular estilo de dibujo, de los que sin duda los que más brillan a gran altura son los de LaRosa y Powel.

El tomo cuenta con una galería de once cubiertas alternativas, realmente llamativas, como las perpetradas por autores como Jerome Opeña, Jorge Corona, Matteo Scalera o Duncan Fegredo. Sobre la edición, Panini ha utilizado un formato cartoné, con un toque suave acolchado, que le da un empaque superior al cómic. Imagino que en próximos tomos seguirán ese mismo patrón.   

Lo que pido cuando comienzo una lectura de este estilo, es que me divierta y me evada del mundanal ruido, para pasar un buen rato. Y doy fe que El cabronazo lo consigue con creces. Un tebeo muy entretenido, que pasa por ser una de las lecturas más molonas de este año. Espero que Panini Cómics publique una nueva entrega lo más pronto, con un Ray más desatado si cabe.

El cabronazo. Flipando en colores
Guion de Rick Remender
Dibujo de Lewis LaRosa, Andrew Robinson, Eric Powel, Roland Boschi y Wes Craig
Color de Moreno Dinisio
Cartoné, 152 páginas, 17 x 26 cm
Traducción de Raúl Sastre
PVP: 22€  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: Röd i Snön, de Linhart

  Tengo que reconocer que desconocía hasta la fecha de hoy, la obra del ilustrador y dibujante Francisco Torres Linhart . Un autor que no t...