jueves, 17 de noviembre de 2022

Lecturas: El pintor forajido, de Frantz Duchazeau

 

Dentro de la BD, han sido numerosas las adaptaciones de la vida de pintores de todo estilo y condición, como Monet, Degas, Caravaggio, Klint o el mismo Picasso. Entre las últimas interpretaciones, nos llega la obra de El pintor forajido, un álbum que relata la parte adulta de la vida del pintor parisino Lazare Bruandet. Enmarcada, en plena Revolución francesa, concretamente en el año 1793, en el que el ajusticiamiento con la guillotina de diferentes personalidades, entre ellas el Rey Luis XVI, son parte de la vida cotidiana de un pintor inconformista. Un trabajo que llega de la mano de Frantz Duchazeau (Los cinco narradores de Bagdad), gracias a Ponent Mon/Catarata.  

Una historia que comienza con el desacuerdo entre la amante de Bruandet, que quiere que le pinte un retrato, mientras que él prefiere hacerla un simple boceto: pues dice ser más fiel que un retrato. Mientras, una mujer se enfrenta a parte del populacho, lamentándose de la muerte del Rey, y la guerra declarada a los ricos (justificando que son los que dan trabajo a todo el mundo). Situación que le llevará a sufrir graves ataques y golpes, llamándola loca, rata, y basura, cayendo al suelo; perdiendo la vida finalmente. Un hecho que pillará a Bruandet en mitad del camino, al encuentro con su amigo Bertaux, con el que mantiene una fuerte amistad, compartiendo un trago en una taberna, y una discusión sobre la pintura de su amigo; sacando su sable y dando “vivas a la anarquía”, en medio de una borrachera, que acabará pagando con su esposa, al verla en brazos de otro hombre, tirándola por la ventana. Ante ese grave y desgraciado suceso, Bruandet huye hasta una abadía, un monasterio adentrado en el bosque que le servirá de refugio. Entre medias de aquel bosque se enfrentará a unos forajidos, unos revolucionarios, y cerca del rio conocerá a su nueva musa. A continuación veremos como la situación en Francia está descontrolada, algo que acabará afectando a nuestro protagonista, con alguna que otra secuela física; en un espiral de locura y ruptura total con la pintura.  

Un álbum en el que seremos testigos de los terribles recuerdos de la infancia del pintor, cuyo único propósito era pintar la naturaleza de una forma bella, pues la encuentra fascinante, para apartarse de la sociedad; olvidando en el camino todo tipo  academicismo y sueños por pasar a la posteridad. Propósitos que Frantz Duchazeau (En pie los muertos) compone a lo largo del álbum con una calidad de dibujo muy bueno; en algunos momentos me hace recordar a uno de los galos más interesantes de los últimos años, Christophe Blain (Isaac el pirata). 

El pintor forajido es un álbum con buenos momentos, en el que la historia va de menos a más, aunque el final dejará al lector con ganas de saber qué le ocurrirá a Lazare tras la escena final. Si eres fan de las historias sobre pintores contemporáneos, en busca de su propia personalidad, este sin duda puede ser un primer punto de partida, para conocerlos más y comprender sus motivaciones.     

El pintor forajido
Guion y dibujos de Frantz Duchazeau
Color de Drac
Cartoné, 96 páginas, 21,6 x 28,6 cm
Traducción de Elisa Barquín Miranda
PVP: 22€

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: Röd i Snön, de Linhart

  Tengo que reconocer que desconocía hasta la fecha de hoy, la obra del ilustrador y dibujante Francisco Torres Linhart . Un autor que no t...