jueves, 12 de enero de 2023

Lecturas: Gentlemind, de Juan Díaz Canales, Teresa Valero y Antonio Lapone

En los últimos tiempos, no para de sorprenderme la cantidad y calidad de la obra dos autores como Juan Díaz Canales y Teresa Valero. Ambos, en su estilo, han firmado dos trabajos tan importantes como Blacksad: Todo cae (de Canales y Guarnido) y Contrapaso (de Valero). Dos autores que han formado equipo esta vez, para firmar un nuevo trabajo (el primero de ellos en conjunto), para contar una excelente historia de ficción, sobre las revistas dedicadas al público masculino, con Gentlemind. Toda una aventura a lo largo de varias décadas, entre los años treinta y setenta, que firman junto con el espectacular dibujante italiano Antonio Lapone. La editorial barcelonesa, Norma, ha sido la encargada de recoger los dos álbumes publicados por Dargaud en 2020 y 2022, para editarlo en un bonito tomo integral, para una mayor comodidad de lectura. Una edición muy cuidada, que cuenta con una cubierta realmente llamativa.  

Gentlemind comienza en 1939, en la gran ciudad de Nueva York, donde alberga ya la nada desdeñable cifra de diez millones de habitantes. Donde se han construido nuevos rascacielos y se ha dejado atrás, desde hace algunos años, la llamada “Ley Seca”. Las revistas que imperan en aquella sociedad son algunas como New Yorker, Time, Life o Fortune, y una nueva que está a punto de iniciarse, Gentlemind; en medio de una historia de amor, y lucha de poder, en una sociedad clasista, en el que el dinero puede conseguirlo todo o casi todo. 


Así de esta manera conoceremos a una pareja formada por dos jóvenes, Arch Parker y Navit (Gina Majolie), cuyos inicios en el mundo de la prensa será fortuita, y de forma escalonada, al conocer casualmente Navit al dueño de la revista Gentlemind, Horace W. Powell, gracias a una ilustración de un bello desnudo realizado por su novio. Impresionado Powell por tanta belleza, le pide a Parker que se la presente, quedándose con el dibujo hasta que la lleve ante el magnate de la prensa neoyorkina. Inmediatamente Parker es contratado como ilustrador para la revista, pero sin encargos importantes en su organigrama. A continuación conoceremos a Waldo Trigo, un abogado americano de origen portorriqueño, y a su hermana Gabriela, defensora de los derechos de los portorriqueños, que están siendo pisoteados. Waldo trabaja para la Canasta Sugar Company, defendiendo los derechos de la empresa, convencido de ello y sus bondades. 

 
Mientras, la relación entre el Sr. Powell y Gina se irá estrechando, y el distanciamiento con Parker irá aumentando. Hasta el punto de que Parker abandona la revista Gentlemind, para prestar ahora servicio como dibujante al ejército norteamericano en Europa. Y Gina, desde momento será una de las coristas en el Powell Follies, con la atención desatada de amigos y conocidos de Powell, tras conocerse su enlace con la muchacha, tras el divorcio de su mujer, Margaret. Una corista que conseguirá 13 millones de dólares de los llamados Bonos de Guerra, en plena actuación, con besos de por medio. Tras dicha actuación, durante una partida de cartas entre Horace y Gina, la repentina muerte del magnate, llevará a disputar la fortuna de su marido con su ex; con la consiguiente contratación como abogado de Waldo para defender sus derechos. Algo que la llevará a convertirse en editora de Gentlemind, iniciando una meteórica carrera la revista. Para convertirse el cómic, en una historia coral, donde sus protagonistas: Arch Parker, Waldo Trigo, la fotógrafa Maggie Kenwood, la joven periodista Just Jo, y la revolucionaría Gabriela Trigo, conformaran una historia extraordinaria de éxitos y fracasos editoriales.
   
 
Valga mencionar en esta obra, la gran documentación de sus autores a la hora de reflejar la vida de aquella época, de sus cambios sociales, y de una parte del periodismo norteamericano. Así como el homenaje que han querido hacer Canales y Valero, a aquellas revistas, que aún perduran  en algunos casos, como Life, Time o New Yorker. Guionistas que han tenido a Lapone como gran baza, para mostrar todo su talento y configurar este viaje en el tiempo por la historia de las revistas y la prensa norteamericana. Gracias a un dibujo detallado y un tanto cartoon, que le sienta como anillo al dedo a una historia como Gentlemind. Los detalles de la ciudad de Nueva York, los kioscos de prensa o la forma en que representa a minorías, en aquel momento como los puertorriqueños, son un punto a su favor, como así lo demuestra durante toda la obra.   
 

Sinceramente, Gentlemind me ha parecido una trabajo encomiable, una historia con glamour. En el que uno se ve abducido de principio a fin, sin dejar de levantar la cabeza por saber que le pasará a esta mujer de una enorme fuerza de voluntad llamada Gina Majolie. ¡No se la pierdan!  

Gentlemind
Guion de Juan Díaz Canales y Teresa Valero
Dibujo y color de Antonio Lapone
Cartoné, 176 páginas, 23,5 x 31 cm
PVP: 28€  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: Röd i Snön, de Linhart

  Tengo que reconocer que desconocía hasta la fecha de hoy, la obra del ilustrador y dibujante Francisco Torres Linhart . Un autor que no t...