viernes, 31 de mayo de 2024

Lecturas: La esperanza pese a todo. Tercera parte, de Émile Bravo

 

La esperanza pese a todo es sin duda uno de los mejores trabajos de Émile Bravo en toda su larga carrera, en el que toma la figura del genial Spirou (creado por Rob-Vel en 1938, para Le Journal de Spirou), para darle una vuelta más al personaje, y con el que tanto hemos disfrutado de sus historias. Autores como Franquin, Fournier o Tome y Janry, cimentaron su fama a lo largo décadas, elevando su popularidad con historias llenas de aventuras y grandes momentos. Es ahora cuando Bravo ha realizado su historia más comprometida, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, en Bélgica, con la amenaza de los nazis. En este 2024, Dibbuks ha publicado la tercera parte (después de casi cuatro años), con la “esperanza” más si cabe por parte de todos los lectores, de que la cuarta entrega llegue lo más pronto posible para la finalización de la obra.

Si en el anterior número vimos como Spirou subía a un tren lleno de prisioneros (donde los judíos eran enviados a Polonia por los nazis, en el verano de 1942), para liberar a unos niños, Suzanne y Luisito; ahora seremos testigos de cómo en dicho tren hay distintos ocupantes, que discrepan de los que les puede suceder. Spirou no va a esperar a llegar al final del trayecto por lo que pueda pasar, y planea escaparse; para ello decidirá saltar desde el tren, aprovechando un puente con agua, con tan mala suerte que el agua apenas cubre los pies.

Siguiendo la vía del tren y la carretera más cercana, darán con un lechero que se dirige a Alemania, que les llevará con su camioneta hasta la granja de unos amigos de Spirou, Anselme y Ernestine y sus hijas Christina y Mieke. La primera de ellas, les enseñará un escondite, un refugio con animales, regalándole Spirou de paso, una navaja en agradecimiento por su ayuda. Será el momento de volver a Bruselas (dejando a los niños  en la granja), con un amigo de la familia, Edmond, en su moto, para reencontrarse con su amigo Fantasio; evitando los controles de los gendarmes para entrar en la ciudad. Tras ver a su amigo, coge su bicicleta para buscar a Félix y Felka, dos artistas judíos que espera que estén a salvo de los nazis. Muy pronto serán advertidos que la Gestapo está tras ellos, teniendo que marchar a otra casa para salvar su vida.

Mientras, Spirou y Fantasio deciden seguir con las representaciones de marionetas en diferentes colegios, llevando provisiones en su carro de forma oculta para los más necesitados. Sin olvidar salvar al mayor número de judíos que puedan, como en el caso del tren que los nazis han organizado, y que está a punto de cruzar un puente, en el que va su amigo, el pintor Félix.

Estamos ante una historia trepidante, en la tercera entrega de La esperanza pese a todo. Con unos diálogos ingeniosos, llenos de chispa entre Spirou y Fantasio. En el que Bravo refleja un espíritu noble, heroico y combativo de Spirou, en cada uno de las acciones que protagoniza, en pos de la justicia y libertad que intenta llevar a cabo. Si a eso le unimos un dibujo lleno de talento, detallado y de un estilo tan original, nos encontramos con un gran trabajo de este autor.

La esperanza pese a todo está llena de sorpresas, acción y momentos inesperados, con las que el lector quedará encantado. Una lectura con la que he disfrutado mucho, que espero que se complete con la cuarta parte, y por fin sepamos el desenlace de esta gran historia, la de nuestro botones favorito.  

La esperanza pese a todo. Tercera parte: El principio del fin
Guion y dibujos de Émile Bravo
Color de Fanny Benoit
Traducción de Fabián Rodríguez Piastri
Cartoné, 116 páginas, 24,1 x 31,8 cm
PVP: 20 € 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: The Forgotten Blade, de Tze Chun y Toni Fejzula

  El género fantástico está de llena de historias apasionantes, y entre las últimas que se han publicado en nuestro país, ha llegado de The ...