miércoles, 17 de noviembre de 2021

Lecturas: Dark Investment. El incidente Calcabrina , de Javier Ara

En los últimos tiempos, el descubrimiento para el mundo del cómic de Javier Ara, ha sido todo una sorpresa para un lector veterano como el que os escribe. Partiendo de unas premisas más que interesantes en sus guiones, este 2021 ha firmado su tercer trabajo de importancia (tras Atraco a mano alzada, y La gran batalla de los gusis, con guion de Javier Ortiz) para Editorial Drakul, Dark Investment: El incidente Calcabrina. La editorial de Fuenlabrada sigue su curso, a cargo de su editor Javier Ortiz, el cual selecciona con mimo las publicaciones que lanza en el sello Likantro dedicado al cómic. Dark Investment: El incidente Calcabrina, es la primera entrega de una saga, de la que su autor ya tiene acabada la siguiente historia, Trata de almas

Dark Investment: El incidente Calcabrina, comienza con la invocación de  Calcabrina (una especie de demonio con forma de pulpo) por parte de un muchacho llamado Víctor. Antes sus ojos aparecerá Angélica Keil, la directora de operaciones de Dark Investment (una agencia de compra y venta de almas) haciéndole una contraoferta por su alma, para concederle el deseo oculto en la mente del joven, nada menos que ser más guapo y atraer a las mujeres. Angélica le ofrece la mejor cirugía plástica del mercado, frente a Calcabrina (oculto el interior de un oso de peluche). La magia de Calcabrina (un operador  de la Unión Satánica) puede redoblar la oferta de la nueva pujante por su alma, con un resultado final a su favor, sin saber el implicado, que en cuanto fallezca poseerá el alma del muchacho; algo que piensa hacer ese instante. Ante esta tesitura  Angélica le recrimina a Calcabrina su actitud, del posible fraude, ante una cláusula abusiva que piensa recurrir ante a la “comisión de arbitraje”. Mientras, intercede y pone a salvo a Víctor de su inminente muerte. Desde ese momento, sus destinos estarán sellados, con una noche loca de pasión entre ambos; justo en el momento en el que Angélica debe ver a su jefe, y convencerle de que no se ha vuelto loca por haber provocado un incidente con un competidor.

Desde ya, sus vidas será una huida constante contra el mal y La Logia, con un coche de nombre Merche, que habla y conduce por sí solo. A continuación tendrán que  escapar abriendo un portal místico para acabar en un planeta alienígena. Los problemas no han hecho más que empezar, necesitan viajar hasta la Ciudad Eterna, para que alguno de sus oráculos, revelen el contenido del escrito que oculta la venta del alma Víctor, y el hechizo que lo mantiene. 

 

Estamos ante un tebeo lleno de aventura, fantasía, artes místicas, donde la trama es desarrollada inteligentemente por un Ara en estado de gracia. Su dibujo mejora página a página, sintiéndose más seguro de sí mismo de la historia que nos quiere contar. Y como broche final, le da un toque superheroico que nos recuerda a cierta editorial de la distinguida competencia.

Una de la claves del atractivo de este cómic (aparte de la historia), es sin duda el trabajo del colorista de Manuel J. Rodríguez, el cual le imprime su particular paleta de colores, con un resultado excepcional. Nada más abrir el tomo, vemos la calidad de un trabajo suyo con mayúsculas, con un sinfín de registros que hacen más si cabe atractivo el dibujo de Javier Ara.

Estoy deseando leer la continuación de este cómic, que a buen seguro sorprenderá a un gran número de lectores. Espero que muy pronto Drakul anuncie su salida en las librerías; desde aquí seguiré dando cuenta de buenos tebeos como este y de los que aún quedan por editar en próximos meses. 

Dark Investment: El incidente Calcabrina, de Javier Ara
Rústica con solapas, 128 páginas, 17 x 24,5 cm
Color de Manuel J. Rodríguez
PVP 15,95 €    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas: Röd i Snön, de Linhart

  Tengo que reconocer que desconocía hasta la fecha de hoy, la obra del ilustrador y dibujante Francisco Torres Linhart . Un autor que no t...